EL COMPORTAMIENTO DEL VARÓN DE DIOS – Lección 1

Por Orville Swindoll 1. Principios bíblicos del rol masculino Introducción: Texto clave: Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. 1ª Corintios 16.13 Es importante observar que esta exhortación del apóstol Pablo fue dirigida a toda la iglesia, no sólo a los varones. Lo que Pablo anhela ver en el pueblo de Dios es una postura viril, firme y claramente comprometida con Dios. Trasfondo bíblico Para nuestra orientación básica, remontemos al registro bíblico de la . . .

EL COMPORTAMIENTO DEL VARÓN DE DIOS – Lección 2

Por Orville Swindoll 2. Aprendamos a gobernar Es la responsabilidad del hombre gobernar (véanse Génesis 1.26; 2.15-20; 3.16,17). Nadie nace sabiendo esto; se aprende a gobernar llevando responsabilidad. Si uno no aprende a gobernar responsablemente en la voluntad de Dios, terminará dominando y oprimiendo a otros, y así malogrará su vocación. O puede optar por desentenderse de su responsabilidad varonil. No son aceptables estas alternativas. Algunas ideas básicas sobre el liderazgo . . .

EL COMPORTAMIENTO DEL VARÓN DE DIOS – Lección 3

Por Orville Swindoll 3. El hombre al frente de su hogar Ya que el área de la familia tiene mucha importancia y refleja notablemente la condición del hombre que es el responsable principal del hogar, vamos a detenernos un poco más para pensar en este aspecto. Quiero sugerir tres claves para desempeñar adecuadamente la responsabilidad varonil en esta área: CLAVE 1 Tu relación con Dios • Asegúrate del respaldo de Dios. • Conduce tu vida como para agradar a Dios, por sobre todas las . . .

EL COMPORTAMIENTO DEL VARÓN DE DIOS – Lección 4

Por Orville Swindoll 4. Cómo vivir en la plenitud de la vida (El hombre de edad mediana) Lectura bíblica: 2º Samuel 11.1–4 (David tenía cerca de 50 años) 1 Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén. 2 Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la . . .