EL COMPORTAMIENTO DEL VARÓN DE DIOS – Lección 4

Por Orville Swindoll

4.
Cómo vivir en la plenitud de la vida

(El hombre de edad mediana)

Lectura bíblica:
2º Samuel 11.1–4 (David tenía cerca de 50 años)
1 Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén.
2 Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el
terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. 3 Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. 4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa.

2ª Timoteo 4.6–8 (Pablo tenía más de 50 años)
6 Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. 7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

¿Cuántos de los presentes tienen entre 35 y 55 años?

Lo que motiva este estudio
• Es parte de nuestra orientación sobre la familia.
• No sólo beneficiará al hombre, sino también a su esposa y a su familia.
• Es real el problema de muchos hombres que se encuentran en la edad mediana.

Repaso de la vida de un hombre típico de 40 o 45 años
• Se casó hace quince o veinte años.
• Tiene varios hijos entre 10 y 18 años.
• Ya está establecido en su trabajo, profesión u oficio.
• Probablemente, es dueño de su casa que compró o edificó con mucho esfuerzo y sacrificio.
• Está establecido en la comunidad y respetado por sus vecinos.
• Comienza a tener un poco de tiempo libre.
• Descubre que su cintura es más grande que antes, y que se cansa más rápidamente. Se le cae el pelo o se torna canoso.
• También descubre que su señora está un poco más gorda y menos atractiva que las chicas de 18 y 20 años.
• Habiendo logrado las metas principales de la vida, sufre períodos de aburrimiento.
• Observa que los hombres más jóvenes (de 20 a 30 años) son más favorecidos. A los 45 o 50 años le puede resultar difícil conseguir un buen empleo. Sintiéndose un poco desplazado, se puede amargar, y la muerte comienza a aparecerle como una realidad inexorable.
• Comienza a afrontar las consecuencias de sus propios descuidos, su indisciplina, su disolución en los años anteriores y se siente atrapado por ello.
• Se siente solo y poco comprendido. Puede entrar en un círculo vicioso de depresión, y de lástima de sí mismo.

Este hombre en sus años medianos está en medio de una especie de “sandwich;” entre la juventud y la ancianidad. Le faltan vigor y flexibilidad para ser joven, y le faltan las concesiones y respeto que gozan los ancianos.
Pero si este hombre adquiere una imagen adecuada de sí mismo, y si mantiene una vital relación con Dios como para dar significado y buen juicio a su vida, puede ser sumamente útil y fructífero.

Identificación de las crisis
¿Cuáles son los desvíos peligrosos que suelen tomar los hombres de edad mediana?
• la depresión, el sentido de inutilidad, lástima de sí mismo.
• un estilo de vida diferente, aun radical (hippie, motociclista, mochilero; cambio radical en el trabajo, o de vivienda, etc.): a veces esto representa un esfuerzo para recuperar la juventud perdida.
• otra mujer.
• abandono de Dios: en este caso, tuvo un concepto inadecuado de Dios.

Cómo enfrentar esta época de la vida
• Anticiparla. Aceptarla y planificar la mejor manera de desarrollarla. Sembrar ahora lo que se quiere segar después. Establecer metas y lograrlas.
• Disciplinarse. No des lugar a un relajo total (véase Tito 2.2). No des lugar a la obesidad. Descansa, pero no seas perezoso. Disciplina la mente y los pensamientos.
• Servir y ayudar a otros. La gente está más dispuesta a recibir ayuda y orientación de una persona madura. Usa el fondo de experiencia que tienes, pero no te impongas; no seas cargoso. Aporta tu sabiduría y buen juicio para los demás.
• Gozarse con la familia, con la esposa y con los hijos. Conversa, ten paciencia, participa en actividades como familia; pero no pretendas dominar completamente a tus hijos. Dales oportunidad para crecer, para expandirse y aun para equivocarse.

Comportamiento del varón de Dios / Taller

Trabajo para realizar en pequeños grupos

Todo el grupo se debe separar en pequeños grupos de no más de ocho personas. Luego los varones que componen cada grupo trabajarán en conjunto con las preguntas y los temas presentados aquí. Los trabajos se presentan bajo tres rubros. Organicen el tiempo en cada grupo como para poder elaborar respuestas a todas las preguntas.
Cada grupo debe nombrar un coordinador y un secretario para facilitar la tarea. El coordinador debe presidir y moderar el grupo, y asegurar que todos tengan oportunidad de expresarse y que comprendan los temas abordados. El secretario debe anotar con papel y lapiz las respuestas y conclusiones del grupo, a fin de comunicarlas luego en sesión plenaria.

Plano personal
1) Hablen juntos en el grupo sobre la tendencia de los varones a esquivar y eludir las responsabilidades que nos corresponden. Identifiquen las faltas más comunes:

2) ¿Qué medidas prácticas podemos implementar para corregir estas faltas? Conversen sobre esto y luego anoten varias medidas que se comprometen a tomar a fin de lograr un comportamiento varonil más adecuado.

Hogar y familia
3) ¿Cuáles son las responsabilidades y actividades en el hogar que más corresponden a los varones?

4) ¿Cómo reaccionará la esposa si el marido asume la responsabilidad que le corresponde? Conversen entre los del grupo y luego anoten abajo sus respuestas.

5) ¿De qué manera conviene plantear ante la esposa y ante Dios los cambios y ajustes que piensan introducir en su comportamiento en el hogar? Anoten abajo sus intenciones al respecto.

Iglesia
6) ¿Qué pasa en la iglesia cuando los hombres no asumimos nuestra responsabilidad?

7) ¿De qué manera podemos los varones asumir una mayor responsabilidad en la iglesia?
¿Por dónde hemos de comenzar? Anoten abajo sus ideas al respecto.

Para contactarse con el autor: www.orvilleswindoll.com