DIOS DE PACTOS – Lección 2

2.
LOS NUEVE PACTOS

III. ¿Cómo está constituído un pacto?

Cada pacto divino contiene tres elementos:
A. Las palabras o promesas del pacto
B. La sangre derramada en el pacto
C. El sello del pacto
Si estos tres elementos no están presentes, el pacto no es válido. Note la relación con la Trinidad (Dios el Padre, Jesucristo el Hijo, y el Espíritu Santo). La palabra dada por Dios el Padre, la sangre derramada por Jesucristo el hijo en la cruz del calvario y el sello ejecutor del Espíritu Santo.

A. Las palabras o promesas del pacto
Las palabras incluyen:
a) Las promesas del pacto
Estas promesas incluyen:
a. Promesas de bendición
b. Promesas de maldición
c. Promesas nacionales, naturales y temporales
d. Promesas espirituales y eternas

b) Los términos del pacto
Todos los pactos realizados entre dos partes tienen ciertas condiciones para que la promesa sea cumplida, sea del lado del dador o del que recibe el pacto.

c) El juramento del pacto
Los pactos se certifican con un juramento, lo cual lo hace irrevocable. Sin un juramento, las promesas pueden estar sujetas a cambio o cancelación.
El diccionario define la palabra “juramento” como una “solemne afirmación apelando a Dios de que es verdad”.

En el hebreo, la palabra es “shebooaw” y significa: Juramento, algo dicho bajo juramento, una maldición, estar complete hasta siete veces (el juramento se repetía siete veces).

En el griego, la palabra es “horkos” y significa un limite, una cerca, una sagrada restricción. Estas palabras juntas dan la idea de una solemne afirmación. Es dar la palabra para su cumplimiento. Un juramento asociado a la promesa del pacto lo hace irrevocable (Ejemplos: Génesis 50:25; Josué 2:17, 20; 9:18-20; 1 Samuel 14:26-28; Hechos 23:21; 2 Crónicas 6:22; 15:15); Génesis 24:8, 41; Números 30:2, 10, 13; Mateo 14:9; Génesis 26:23, 33; Jeremías 11:5; Zacarías 8:17; Nehemías 5:12; 10:29; Ezequiel 16:59; Daniel 9:11; Números 5:19-25).

Cuando Dios hizo promesas las confirma con un juramento. El se ata a si mismo para su cumplimiento, hacienda irrevocable el pacto. Esto lo vemos en el Pacto Noaico (Isaías 54:9), el Pacto Abrahámico (Hebreos 6:16-17); y el Pacto Davídico (Salmos 89:3, 35; 132:11), los cuales se consuman en el Pacto del Nuevo Testamento con Cristo, según el orden de Melquisedec (Hechos 2:30; Salmos 110; Hebreos 7:20, 21, 28). El juramento de Dios a sus promesas es una confirmación y un finde todas las luchas e incredulidad de parte del hombre.

d) El libro del pacto
Aunque los pactos divinos fueron con el tiempo puestos en forma escrita, el único que fue hecho específicamente enun libro fue el Pacto Mosaico, el cual fue llamado “el libro del pacto” (Exodo 24:7). Los otros pactos terminaron siendo registrados en el más grande “libro de los pactos”: La Biblia.

B. La sangre del pacto
En los pactos, como estaba implícita la vida y la muerte se ratificaban con el derramamiento de sangre. La sangre del sacrificio se utilizaba para oficializar al pacto y realizar un compromise. En un pacto que era validado con un sacrificio se necesitaba de un sacerdote para oficiar el sacrificio.

1. El sacrificio del pacto
El sacrificio del pacto incluía el derramamiento de la sangre y la muerte del cuerpo animal. Este acto solemne ilustraba lo sagrado que eran los pactos. El sacrificio incluía lo siguiente:
a. El cuerpo
b. La sangre

2. El mediador del pacto
Todo sacrificio necesitaba de un mediador sacrificado, uno que hiciera de mediador para ratificar la ceremonia del pacto. Esto incluía:
a. El mediador y el Sumo Sacerdote
b. El sacerdocio

3. El santuario del pacto
Un acto santo sucedía en el lugar santo. Debía haber un lugar para el funcionamiento del sacerdocio en la ministración del pacto. Esto incluía:
a. El altar
b. El tabernáculo del templo

C. El sello del pacto
Un sello era un testimonioo o un adelanto tangible de la veracidad del pacto. Servía como un recordatorio constant de la autenticidad de las promesas del pacto y sus términos. Cada pacto divino tuvo su propio y particular sello:
1. El sello del pacto
2. La firma o señal del pacto
3. La muestra del pacto

IV. ¿Cuánto duraban los pactos?
Todos los pactos hechos con el hombre tenían un período de tiempo de duración o podían ser establecidos indefinidamente. Los pactos divinos eran eternos o temporales. Algunos se ponían en efecto por un cierto período (temporales) mientras que otros tenían un efecto en el tiempo y la eternidad. Algunos pactos eran revocables y otros irrevocables.

V. ¿Cuáles son los pactos que Dios hizo con el hombre (ser humano)?
Son nueve pactos detallados en la Biblia, ocho de ellos Dios los hizo con el hombre (ser humano).

1. El pacto Edénico
Realizado antes de la entrada del pecado, incluía al hombre y mujer original (Adán y Eva). Revela el propósito original de Dios para toda la raza humana (Génesis 1-2)

2. El pacto Adámico
Realizado luego de la entrada del pecado, con Adán y Eva, los pecadores originales y padres de la raza humana. Implica el juicio de Dios sobre el pecado y la llegada de la redención Mesiánica (Génesis 3).

3. El pacto Noaico
Hecho con Noé, luego del diluvio, involucrando a toda la creación, todas las criaturas y todas las futuras generaciones de la raza humana. Establece el propósito de Dios como se revela en el pacto Edénico.

4. El pacto Abrahámico
Hecho con Abraham, el padre de todos los creyentes, el padre de la nación escogida de Israel, luego de la torre de Babel y del esparcimiento de los hijos de Noé con sus diferentes lenguajes, familias y naciones. Involucra a Abraham, su simiente natural y nacional llamada Israel y la simiente mesiánica: Jesucristo. Incluye en si mismo la venida de los Israelitas y gentiles al Reino de Dios (Génesis 12-22).

5. El pacto Mosaico
Realizado exclusivamente con la nación de Israel, luego del Exodo de Egipto y a los pies del Monte Sinaí. No fue hecho con ninguna nación gentil sino que actuó como “instructor” para traer a Israel a Cristo, quien sería el Salvador de todo el mundo (Gálatas 3:24; Exodo 19-40).

6. El pacto Palestino
Realizado con la nación de Israel, especialmente con la segunda y nueva generación al final de los cuarenta años de andar dando vueltas por el desierto antes de entrar a Canaán, la tierra prometida en el pacto Abrahámico. Presenta las condiciones para entrar y mantener la tierra prometida (Deuteronomio 27-33).

7. El pacto Davídico
Hecho con David luego de la muerte del Rey Saúl y en el establecimiento del Reino de Israel bajo un Rey Davídico. Incluye a David, tanto su simiente natural como espiritual y señala finalmente al Señor Jesucristo y el trono eterno de su reinado como rey de reyes y señor de señores (2 Samuel 7; Salmos 89 y 132).

8. El Nuevo Pacto
Hechos con las dos casas de Israel y Judá, luego del rechazo Jesús como el Mesías de parte de los judíos y antes de su crucifixión. Reemplazó al antiguo pacto Mosaico en sus elementos externos y temporales y ordenanzas carnales. Se accede a el a través de la salvación en la cruz, disponible para toda la humanidad (Jeremías 31:31-34; Hebreos 8; Mateo 26).

9. El pacto Eterno
Realizado en la eternidad en el consejo de la Deidad, entre Dios el Padre, Dios Hijo Jesucristo y Dios Espíritu Santo. Es un pacto que abarca e incluye todo, inclusive los pactos de la creación, redención y el eterno propósito de Dios para el hombre. Todos los otros pactos son apenas fragmentos del total y progresivo desarrollo de este pacto Eterno.

¡Alabemos, adoremos y exaltemos a nuestro Señor, el Dios de pactos!