CUANDO LOS HIJOS INVADEN EL MATRIMONIO

No cabe ninguna duda de que los hijos son una bendición de Dios y que llegan a nuestra vida para enriquecernos en nuestra relación matrimonial y extender nuestra vida más allá de la frontera del matrimonio. ¡Los hijos son una bendición del cielo en cada etapa de la vida! Más allá del beneficio que aportan los hijos al matrimonio, corremos un serio peligro si no actuamos sabiamente, porque aunque parezca increíble los hijos pueden provocar un desequilibrio en el matrimonio que resulte en . . .

¿EROTISMO EN EL MATRIMONIO CRISTIANO?

Debemos reconocer que para muchos cristianos el sexo todavía sigue siendo un tema “tabú”. Lamentablemente, la falsa idea de considerar el sexo como “algo malo, pecaminoso incluso prohibido” ha dado lugar a una generación de cristianos desdichados y frustrados en esta faceta tan importante de la felicidad matrimonial. Por lo general, los cristianos sienten vergüenza y pudor a la hora de hablar de sexo e incluso del erotismo en la vida matrimonial. Sin embargo, la Biblia dice que . . .

EL PRÓXIMO AVIVAMIENTO COMENZARÁ EN TU HOGAR

En Hechos capítulo 12 encontramos el relato de la liberación milagrosa de Pedro. Cuando el ángel del Señor se le apareció y lo sacó sobrenaturalmente de la cárcel, Pedro fue corriendo a la casa donde la Iglesia estaba reunida orando fervientemente por él. El lugar de reunión no era un edificio o un templo, sino una casa. Un hogar donde había una reunión de oración. La Iglesia estaba experimentando tiempos de persecución y sus miembros respondieron con oración. Las casas se . . .

LA PRESENCIA DEL ESPÍRITU SANTO EN LA VIDA FAMILIAR

Cuando hablamos del Espíritu Santo y su obrar, la mayoría de las veces (por no decir todas las veces) lo asociamos a lo que él pueda hacer únicamente en la iglesia. Predicamos y enseñamos sobre los dones del Espíritu, el fruto del Espíritu, como adorar en el Espíritu, y toda otra cosa relacionada donde el Espíritu desea obrar, pero perdemos la perspectiva general de que Dios esta interesado que Su Presencia sea algo real y activa no solo en la congregaciones sino también en nuestros . . .

¿ES NUESTRO HOGAR UN DULCE HOGAR?

¿Es nuestro hogar un refugio donde reina la paz y la armonía, donde podemos descansar y recobrar fuerzas para enfrentar las presiones de la vida diaria? ¿O llegamos a nuestra casa y nos encontramos con un cónyuge negativo, malhumorado, quejoso, rezongón y peleador? No hay ser humano que no necesite recibir palabras de aliento y motivación, y que lo acepten tal como es a pesar de sus errores. Por ello, como hombres y mujeres seguidores de Cristo, debemos ser “portadores de paz”, no solo . . .

SIETE INGREDIENTES PARA UNA SANA CONVIVENCIA EN EL HOGAR

Todos sabemos que una mala convivencia puede hacer que los cónyuges sean solo dos extraños que viven bajo el mismo techo y, finalmente, conducir al divorcio. Lamentablemente, esta parece ser la experiencia de cada vez más matrimonios, que no saben cómo transformar la pesadilla de su convivencia en un sueño hecho realidad. La buena noticia es que con el Señor Jesús, como el centro de nuestro hogar, y estos siete ingredientes indispensables, podemos tener una sana convivencia: 1. RESPETO . . .

TRES ENEMIGOS DE LA FELICIDAD MATRIMONIAL

La mayoría de las parejas de enamorados, que deciden formalizar su relación, lo hacen llenos de sueños, anhelos y expectativas de una vida feliz. Ni siquiera piensan en la posibilidad de que su matrimonio fracase. Sin embargo, las estadísticas revelan que cada vez son menos los matrimonios que viven felices durante toda la vida. Es triste ver que lo que inicialmente fue “hasta que la muerte los separe” hoy se ha transformado “hasta que los problemas los separen”. Existen tres . . .

EL MARIDO QUE TODA ESPOSA ANHELA

Sin duda existe una gran diferencia entre lo ideal y lo real. El hombre “ideal” que un gran número de mujeres desea dista mucho de ser el hombre que tienen a su lado. Por ello, todo hombre que quiera conquistar día a día a su mujer deberá tener en cuenta ciertos perfiles que su esposa desearía ver en él: 1. Esposo líder: Es el hombre que ha entendido el rol de autoridad que Dios le ha delegado y lo cumple en total dependencia del Señor y temor de Él. Es aquel que ora por ella y la . . .

¿QUÉ ESTILO DE ESPOSA ERES TÚ?

Por Rosa Pugliese El hogar es el lugar donde más queda expuesto el carácter de cada cónyuge. Sin duda, tanto el hombre como la mujer tienen defectos propios de su naturaleza humana cargada de pecado. Sin embargo, hay ciertas actitudes que caracterizan más a la mujer, que al hombre. Hoy veremos las características que predominan en la mujer: 1. La esposa rencorosa: Es aquella que cuando hay una discusión y no pudo “salirse con la suya”, guarda silencio con cara larga por muchos días. . . .

CAMBIA LA ATMÓSFERA DE TU HOGAR

Una de las cosas importantes para la bendición matrimonial-familiar es determinar la “atmósfera” que cada día reinará en nuestro hogar. La “atmósfera” es el aire espiritual que se respira en el hogar. En todo hogar se respira un aire agradable o desagradable que forma el clima que se vive o percibe dentro de las paredes de la casa. Muchas veces tenemos reacciones indebidas, respondemos con palabras ásperas y actuamos de manera que el buen clima que reinaba en nuestro hogar se corta . . .

TU HOGAR: UN LUGAR DE REFUGIO Y GRAN PROVISIÓN

La Palabra de Dios dice en 2 Timoteo 3:1 “en los postreros días vendrán tiempos peligrosos”. Otra versión de la Biblia (NTV) dice: “es bueno que sepas que, en los últimos días, habrá tiempos muy difíciles”. Basta solo con mirar a nuestro alrededor y ver las noticias para comprobar que vivimos realmente en tiempos “peligrosos y difíciles”, donde muchas veces cuesta mantener la integridad física y emocional. El pasaje bíblico sigue diciendo (vv. 2-5): “Pues la gente solo . . .

¿QUÉ HACER CUANDO UNO DE LOS CÓNYUGES NO ES CREYENTE?

Uno de los dilemas más inquietantes de la vida cristiana matrimonial se produce cuando uno de los cónyuges no es creyente. Tal vez uno nació en un hogar cristiano y el otro no. Quizás uno recibió a Jesús como su Salvador personal en su juventud y el otro no. O incluso es posible que los dos hayan sido cristianos, pero uno se apartó de los caminos de Dios. Sea cual sea la situación, cuando uno de los cónyuges no tiene una experiencia personal y diaria con Dios, el otro sufre, se confunde . . .