Aliento del cielo para cada día: REFUGIO

SALMO 32:7: “Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás.”

Los refugios son aquellos lugares donde la gente acude para protegerse de un huracan o un bombardeo aéreo. Aquellos que se protegen en ellos, tienen seguridad de supervivencia, los que se quedan fuera o no llegan a tiempo sufren las más terribles consecuencias. En el mundo espiritual sucede lo mismo: Existen muchos enemigos y adversidades que pueden destruirnos y la solución es encontrar El Refugio. El pasaje de hoy nos dice que Dios es nuestro Gran Refugio, Aquél que tiene todo poder para protegerme de toda adversidad o calamidad.
El es quien nos guarda y nos rodea de todo mal para que nada nos dañe. Usted en este tiempo de tantas luchas y dificultades, como cristiano, debe esconderse en el Señor. Debe aprender a vivir cobijado bajo su mano poderosa y dejar que El le guarde y le rodee con cánticos de liberación. Esta figura es como la de la madre con su bebe, que lo cobija y le canta suavemente para que deje de llorar y duerma tranquilo sabiendo que está seguro y protegido en medio de una tormenta. Usted tiene un Padre Celestial amante que anhela que usted se cobije bajo sus brazos para derramarle Su amor y protección. Usted no está solo en este tiempo de problemas y angustias ¡El Señor es su refugio seguro!

CONFESION DE FE:
EL SEÑOR ES MI REFUGIO Y CON EL VIVO SEGURO CADA DIA

ORACION:
Gracias por enseñarme Señor, a vivir confiado; gracias Dios mío por ser mi refugio más seguro. Amén.