Aliento del cielo para cada día: PROVISION

GENESIS 22:14: Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.

Realmente este episodio para Abraham fue una experiencia «cumbre», donde de una manera poco ortodoxa pudo conocer al Señor como El Proveedor.
Luego de una espera de muchos años, nació Isaac, el hijo de la promesa y nadie hubiera esperado, menos por cierto Abraham, que Dios le pidiese semejante sacrificio.
A pesar de no entenderlo todo, Abraham obedientemente estuvo dispuesto a entregar todo sacrificialmente por causa de su obediencia y fe en Dios. Cuando Dios vió esa actitud de renuncia y obediencia, bendijo a Abraham y lo transformó en padre de multitudes.
Abraham conoció la provisión de Dios en el monte del sacrificio. Nosotros tambien, si queremos experimentar y conocer a Jehova El Proveedor (Jehova-Jireh), debemos primero sacrificar lo que más nos cuesta.
El dar activa el banco celestial para recibir la provisión de Dios. En el mundo espiritual si quiero recibir algo, primero debo esforzarme para dar.
Dar en obediencia implica por ejemplo, llevar mis diezmos a la iglesia local con fidelidad, dar una ofrenda especial extra como un acto de adoración y fe hacia Dios.
Las bendiciones de Dios no se ganan con nuestras acciones, pero si activan el obrar de Dios en nuestras vidas.
No se quede sentado en la silla de la duda, sino que levantese en fe, como lo hizo Abraham, y experimentará la gloriosa provisión de Jehova Dios Proveedor. ¡El es fiel proveedor para aquellos que le aman y se sacrifican por El!

CONFESION DE FE:
¡EL SEÑOR ES MI FIEL PROVEEDOR!

ORACION:
En este día Señor te entrego esto que mas amo, ante tu altar, para que tú lo recibas como una ofrenda sacrificial que suba a tu presencia como un olor grato. Ayúdame a hacerlo, Señor, pues quiero conocerte como El Proveedor. Amén.