Aliento del cielo para cada día: CONOCER

1 CORINTIOS 2:11: Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

El hombre natural no puede comprender las cosas del Espíritu de Dios, porque para obtener conocimiento depende de sus cinco sentidos: Vista, audición, olfato, gusto y tacto. La persona que no ha recibido a Cristo como su Salvador personal carece del “sexto” sentido: El espiritual. Es por eso que la Palabra de Dios y sus demandas le parecen una verdadera locura, es por eso que canalizan su adoración a falsos dioses, imágenes o caen bajo el engaño seductor de las sectas y se entrometen en terrenos espirituales de maldad. Como cristianos estamos llamados a utilizar principalmente nuestro sexto sentido espiritual, para discernir lo que es de Dios y lo que no proviene de El. A medida que el cristiano comienza a ejercitar ese “músculo” espiritual comienza a tener una mayor dimensión de lo invisible pero real. Es en el mundo invisible y espiritual donde se desarrollan las cosas que afectan lo terrenal y temporal. Muchas veces vemos los efectos naturales del pecado, la muerte y la maldición y perdemos de vista que todo esto es resultado de lo que sucede en el mundo espiritual.
Nos quejamos de tanta violencia, rebeldía, hambres y guerras en el mundo sin darnos cuenta que todo esto proviene de una mano diabólica, perversa invisible, que sólo quiere destruir la humanidad. Como cristianos debemos aprender a detectar las fuerzas espirituales de maldad y reprenderlas en el Nombre de Cristo. La Biblia enseña que Jesucristo vino para destruir las obras del diablo (1 Jn 3:8). La misión del cristiano es ser semejante a su Maestro. No debemos tolerar las obras de las tinieblas, sino mas bien reprenderlas en el poderoso Nombre de Jesucristo para ver como la gloria de Dios desciende y el ambiente contaminado se transforma en un verdadero cielo. ¡Es tiempo de actuar!

CONFESION DE FE:
MI SEXTO SENTIDO ESPIRITUAL ME DA EL DISCERNIMIENTO PARA DETECTAR LAS FUERZAS ESPIRITUALES DE MALDAD Y REPRENDERLAS EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO.

ORACION:
¡Gracias Señor por la autoridad espiritual que nos has dado en Cristo Jesús y por el poder de tu Espíritu Santo!