Portada Cursos Libros Artículos Aliento Del Cielo Donaciones Conózcanos Contáctenos Subscríbase English

¿POR QUÉ MUCHOS CRISTIANOS NO SE CONGREGAN?

Ritchie Pugliese

A pesar de que hoy, más que en ningún otro momento de la historia, existen congregaciones o iglesias diseminadas prácticamente en cualquier barrio y ciudad, el número de personas que se consideran a si mismas fieles creyentes en Cristo, que no se congregan, es alarmante. ¿Cuál es el motivo? ¿Qué es lo que hace que un creyente en Cristo decida no congregarse, aun sabiendo que la Biblia enseña que no debemos dejar de hacerlo regularmente (Hebreos 10:25)?

A lo largo de mis años de creyente y como Ministro del Señor he escuchado un sin fin de opiniones sobre el tema. Para ser sincero, la mayoría de los comentarios han sido para condenar a aquél que no se congrega regularmente. Pareciera siempre que es más fácil subirse al “caballo de la acusación” y decir muchas cosas contra este núcleo importante de cristianos que no se congregan, pero creo sinceramente que debemos tratar este tema en busca de alguna posible solución primero, antes de dar un juicio final.

Hace un tiempo estuve ministrando la Palabra de Dios en una Radio Cristiana, participando de un programa en vivo de mucha audiencia, donde la gente llamaba para opinar sobre el tema en cuestión y también para pedir oración. Recuerdo que mientras la gente se expresaba en el aire, el conductor me decía en voz baja - Es alarmante la gente cristiana de esta ciudad que no se congrega. Ellos utilizan a la radio como el único medio de crecimiento espiritual – Allí me quedé pensando que en realidad sí existe mucha gente cristiana que por algún motivo no se congrega regularmente, y que este “fenómeno” se repite en muchas partes del mundo. ¿Cuáles son las causas? ¿Cuáles son algunos de los motivos? ¿Existen causas justificadas?

Antes de analizar la problemática, por lo cual muchas personas y familias cristianas no se congregan, quiero mencionar primero algunos de los beneficios que el creyente en Cristo recibe, al congregarse regularmente en iglesia local y ser parte de una familia cristiana especifica.

1. El congregarse está avalado y aprobado por la Palabra de Dios
Hebreos 10:25 nos alienta a no dejar de congregarnos, como algunos tienen por costumbre. En las Cartas Apostólicas está implícita la necesidad de congregarse regularmente.

2. La Iglesia Cristiana desde que fue fundada por Dios en el día de Pentecostés practicó el congregarse juntos regularmente

...página anterior | próxima página...

advertisement
advertisement

Aclaración importante: Los avisos publicitarios que se exponen en este sitio son resultado del análisis técnico que realizan los patrocinadores basados en tu interés y comportamiento al usar internet, y no necesariamente representan la creencia y el sentir espiritual-escritural de restorationnations.com, ni de ninguno de sus organismos asociados. Ningún aval o afiliación se provee o sobreentiende.
| Política de Privacidad | Condiciones de Uso | Declaración de fe | Administración | Webmail |